Ojito...

Ojito...

No dejen de mirar esas caritas de los niños, ahora ya adultos, por Dios...

lunes, 19 de diciembre de 2011

Qué día, Señor..., qué día...












 
     Había dado clase a dos alumnos juntos, el milagro, porque venía  una chica sola y de a ratos. Y me pagaron 50$ la clase, ambos. Ergo estaba contenta, pero…, siempre hay uno, también ese mismo día, antes de ayer, me quedé sin compu, gracias a los virus de merde que habitan la triste humanidad de la Web. Así que los 50 mangos se me fueron rápidamente, al diablo…

  Me habían aconsejado que cambiara el antivirus AVG porque andaba haciendo estragos, y era verdad, pero el Avast que dijeron, fue peor, ja, porque te puede cagar Internet al no dejarte conectar.

  En fin, la cosa fue que tenía esos bichitos de cuarta por todas partes, y la tuve que mandar de nuevo al service para otro backup en cuatro meses (150$). El tipo no pudo ni entrar, ni sacar el mismísimo antivirus, ni nada, de terror cómo estaba la máquina. Así que la metieron al quirófano de una.

  Entré un ratito al ciber del barrio, pero el monitor era tan chico, que no veía un pomo, además de la luz por la ventana que me daba en contra, ergo, no soporté mucho tiempo en el lugar. Aunque tampoco pude leer los diarios, hablar con mis amistades, investigar por Internet y demás, por casi dos días seguidos…

  Ayer domingo, el service me dijo que tipo 10 de la noche, quizás la tenía. Su jermu me llama por fono a las 5 de la tarde comentándome que ya estaba lista. Vuelo para allá, y en el mientras tanto, detenida con el coche, en la cola larga de un semáforo, con la ventana baja, desciende una señora del auto de atrás, yo ni la vi, obvio, se acerca de golpe a mi ventanilla, y me dice: Tenes la…, a la vez que yo le respondo gritando, antes de terminar la frase: Ahhhhhhhhhhhhhhhhhh, señora, casi me mata del sustoooo, por Dios, juas.
 La mina no sabía qué decirme: No, no te asustes, tenes una goma baja… dijo. Le respondo: Ya lo sé, tengo la goma desinflada, a la vez que ella se volvía a su auto calladita, ja ja.
  Les juro que casi me desmayo, vengo con tantos quilombos juntos, que me tomó por sorpresa la pelotuda, yo estaba totalmente en otra, pensando en soluciones de vida, así que casi me caga el bobo la tal doña…

   Sigo para la casa del “arregla compus”, toco timbre, sale y me dice: Hola, Ana, pero todavía no está terminada… Le respondo: Cómo, si tu mujer me acaba de hablar que estaba lista… Dice: Ahhh, se debe  haber confundido con el número de la otra chica, diossssssssss, ja ja.  
  Así que me tuve que volver, y recién a las 11 y cuarto de la noche, fui a buscarla again, con el miedo implícito de salir a la noche con tanto chorro suelto…
 Luego, regresar a my home y conectarla, realidad que aborrezco, porque nunca sé qué cosa va con qué otra… Y de ahí, volver a poner todas las contraseñas de todos los correos, nick names, blog, páginas, y la puta que los parió a todos juntos, juasssss. Más o menos tipo 12 hs terminé, pero había puesto mal el cable del teclado y del mause, ergo se tildó todo, ja, así que casi dormida, logré emchufarlos bien, saludé, leí algo de diarios y demás menesteres, para caer rendida a los putos brazos de Morfeo…

   En fin, no he parado de cometer boludeces, de cagarme de susto, de no descansar, de ir y venir de un lado al otro, de intentar terminar con mis varios problemas grossos, de batallar para conseguir laburo, etc., encima, bajo el padecimiento de los 38° de térmica y 35° de real reinantes en mi querida ciudad…
  Ahh, pero todo pasa, espero sea este próximo año venidero, porque si no, voy a reventarrrrr al son de los fuegos de artificio Navideños, juassss, Ana C.



5 comentarios:

  1. Con razón tanto silencio y bienestar...y para cuando otro capítulo de su libro?..le dejo la lista de funcionarios que esperan sus comentarios?,...serán virus o la están hackeando desde la SIDE? ...
    Atte/

    ResponderEliminar
  2. Ciertos días de uno es mejor tirarlos a la basura
    otros para guardarlos en caja de cristal ,Dios quiera que de estos tengas a partir de ahora .Ana
    que tengas una feliz navidad y un prospero año nuevo.Un fuerte abrazo y saludos.Carlos Alberto(karlicarlitos)

    ResponderEliminar
  3. Ja, Jorge, te juro que lo pensé, pero desde La Cámpora juassssss. ¿A usted le gutan más mis capítulos que mis post? pero si los sigo subiendo: ¿Quién me compra el libro? juas, besitos, se lo extrañaba, ¡Vio? Ana C.

    Muchas gracias, Carlitos, es verdad, te deseo lo mismo para vos, beso grande, Ana C.

    ResponderEliminar
  4. Ah, bueno es cosa de rachas. Lamento informarte que es algo que suele pasarnos a todos los mortales. Se viene una mala y ahí empiezan a caer una tras otra. Preparate para que se te descomponga algún electrodoméstico. Esos no fallan, siempre juegan para la etapa negra. Pero, después llega la racha buena... donde empiezan a pasar cosas lindas. Así que mirá con esperanzas este momento oscuro. Precede a la luz. Besos
    Labellucci

    ResponderEliminar
  5. Ahhh, Labe, es como decís, de no creer, y los electrodomésticos, nunca fallan, ajaaaaaa. Gracias por tus tantos comentarios, besitos, Ana C.

    ResponderEliminar